//La psicooncología durante las diferentes etapas del cáncer

La psicooncología durante las diferentes etapas del cáncer

LA PSICOONCOLOGÍA DURANTE LAS DIFERENTES ETAPAS DEL CANCER

Psicooncología: su importancia en el cáncer

Desde que una persona es diagnosticada de cáncer se multiplican los momentos de incertidumbre en su día a día, por lo que es preciso tratar y prevenir las secuelas psicológicas y sociales acompañando al paciente en el manejo de sus estados de ánimo -síntomas de ansiedad, depresión, ira, desconcierto, sentimiento de culpa, etc.-.

La incertidumbre en el paciente se agrava especialmente cuando se tienen que recoger resultados médicos que atañen a la evolución de la enfermedad: pruebas, pre-cirugías, post-cirugías, quimioterapia, radioterapia, tratamientos hormonales, revisiones, etc., debido al impacto derivado de diagnósticos y tratamientos.

El psicooncólogo es, por tanto, una pieza clave, ya que ayuda al paciente a gestionar esos momentos incómodos y le enseña herramientas para su afrontamiento, desde el diagnóstico temprano de la enfermedad y hasta el resto de las fases de la misma.

Una estrategia global y fundamental

Su trabajo consiste en acompañar al paciente en el proceso de la enfermedad, dotándolo de estrategias para el afrontamiento y la resolución de problemas que le permitan normalizar la nueva situación de su vida, así como la adaptación a los tratamientos y a sus efectos colaterales: físicos, como el dolor, los problemas sexuales, las cicatrices, etc. y psicológicos, como el miedo a los cambios en la vida diaria, tanto en las rutinas, como a nivel social, personal, profesional y familiar.

Haciendo mayor énfasis en este aspecto, el paciente ha de ser acompañado para que consiga manejar los cambios físicos generados por una cirugía o por otros tratamientos que han podido causar un impacto en su imagen, tanto a nivel particular como en su vida general; además, también podría darse la situación de que necesitara soporte ante los sentimientos de inseguridad personal que dichos cambios físicos pueden producirle, y que le afectan a nivel emocional.

La comunicación en el proceso oncológico también es otro punto importante en la vida del paciente y de sus familiares. Una de las funciones del psicooncólogo es formar a los equipos sanitarios (oncólogos, radiólogos, cirujanos, enfermeros, etc.) para que aprendan a relacionarse de la forma más adecuada con sus pacientes/usuarios; por lo tanto, el psicooncólogo es también el profesional más capacitado y vinculado a los procesos de comunicación entre el paciente y el equipo médico, y viceversa.

Por ello, ser acompañado por un profesional especializado en comunicación con los equipos sanitarios puede otorgar al paciente el clima de confianza y seguridad que necesita, mejorar la relación con el equipo médico que le está tratando y facilitar tanto la interacción como la toma de decisiones, que le ayudarán a poder determinar todos los aspectos relacionados con su enfermedad de una manera activa, en el caso que así lo desee.

Respecto a la familia y la pareja, es importante acompañar al paciente para restituir el equilibrio en su entorno cercano, mejorando la comprensión y la comunicación durante la enfermedad con el objetivo de normalizar, en la medida que sea posible, la (difícil) etapa vivida.

Por tanto, en cualquier fase de la enfermedad, es conveniente tratar las secuelas psicológicas, físicas y sociales del paciente desde la psicoeducación, el asesoramiento y la orientación, así como las complicaciones que surjan en el ámbito familiar.

En OncoWellness nos gusta acompañar a todos los pacientes que confían en nosotros porque sabemos que este apoyo mejora su Calidad de Vida y les ayuda a vivirla por sí mismos.

2018-01-12T18:33:49+00:00