665 318 008 info@oncowellness.es

Fisioterapia
Oncológica,
tu aliada
vital.

La selección del tratamiento que se aplica tiene en cuenta el tipo de cáncer y los efectos de los tratamientos.

Los beneficios de la fisioterapia oncológica.

La fisioterapia oncológica despliega sus beneficios desde el momento del diagnóstico del cáncer hasta la fase de supervivencia. Este enfoque terapéutico juega un papel crucial en la prevención, mejora y recuperación de las secuelas secundarias derivadas de los diversos tratamientos oncológicos, tales como cirugías, quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia y terapias dirigidas.

Al abordar las necesidades físicas y emocionales de los pacientes, la fisioterapia oncológica contribuye significativamente a mejorar la calidad de vida del individuo, restaurando la movilidad, elasticidad y bienestar general.

Fisioterapia oncológica

Áreas de intervención en fisioterapia oncológica.

 

La fisioterapia oncológica se adapta a las necesidades específicas de cada paciente, ofreciendo tratamientos personalizados dirigidos a abordar una variedad de áreas y secuelas asociadas al cáncer. Algunas de las áreas de intervención incluyen:

– Tratamiento pre y postquirúrgico: Prepara la zona a intervenir y facilita una recuperación más rápida tras la cirugía.

– Prevención y tratamiento de neuropatías: Ayuda a aliviar la sensación de acorchamiento en manos y pies.

– Tratamiento de cicatrices: Evita las adherencias y favorece la recuperación funcional del tejido.

– Reducción del tamaño de los linfedemas: Mejora significativa del aspecto y funcionalidad.

– Tratamiento del suelo pélvico: Aborda problemas como dolor, sequedad vaginal, entre otros.

– Tratamiento de alteraciones cardiorrespiratorias: Ayuda a optimizar la función cardiovascular y pulmonar.

– Reducción de la fatiga y el dolor crónico: Contribuye a mejorar el bienestar general y la calidad de vida.

Fisioterapia oncológica
Fisioterapia oncológica

Áreas de intervención en fisioterapia oncológica.

 

La fisioterapia oncológica se adapta a las necesidades específicas de cada paciente, ofreciendo tratamientos personalizados dirigidos a abordar una variedad de áreas y secuelas asociadas al cáncer. Algunas de las áreas de intervención incluyen:

– Tratamiento pre y postquirúrgico: Prepara la zona a intervenir y facilita una recuperación más rápida tras la cirugía.

– Prevención y tratamiento de neuropatías: Ayuda a aliviar la sensación de acorchamiento en manos y pies.

– Tratamiento de cicatrices: Evita las adherencias y favorece la recuperación funcional del tejido.

– Reducción del tamaño de los linfedemas: Mejora significativa del aspecto y funcionalidad.

– Tratamiento del suelo pélvico: Aborda problemas como dolor, sequedad vaginal, entre otros.

– Tratamiento de alteraciones cardiorrespiratorias: Ayuda a optimizar la función cardiovascular y pulmonar.

– Reducción de la fatiga y el dolor crónico: Contribuye a mejorar el bienestar general y la calidad de vida.

¿Qué puede hacer la fisioterapia oncológica por ti?

 

La fisioterapia oncológica ofrece una amplia gama de servicios y tratamientos destinados a mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer. Desde el tratamiento preoperatorio hasta la rehabilitación postoperatoria, pasando por la gestión de efectos secundarios como las neuropatías y los linfedemas, los fisioterapeutas especializados proporcionan un enfoque integral para abordar las necesidades físicas y emocionales de cada individuo.

Si estás enfrentando el cáncer o has superado la enfermedad, la fisioterapia oncológica puede ser una herramienta invaluable para ayudarte a recuperar tu bienestar y vitalidad.

Fisioterapia oncológica

«El ejercicio físico es medicina contra el cáncer y debe ser prescrito por un profesional cualificado.»

También podría interesarte…

¿Te llamamos?

Ir al contenido