Conoce los beneficios de la Fisioterapia Oncológica en tu calidad de vida

fisioterapia-oncológica

Fisioterapia oncológica

Los beneficios de la fisioterapia oncológica  se observan desde el momento en que se diagnostica un cáncer hasta la etapa de supervivencia , ya que ayuda a prevenir, mejorar y recuperar la mayoría de las secuelas secundarias a los tratamientos oncológicos, como cirugías, quimioterapia, tratamientos diana, hormonoterapia y radioterapia.

Los tratamientos de fisioterapia oncológica están dirigidos a todas las personas con cualquier tipo de cáncer, abordando sus secuelas de forma personalizada y en función de sus necesidades.

La selección del tratamiento que se aplica tiene en cuenta el tipo de cáncer y los efectos de los tratamientos. Están dirigidos al cuidado y restablecimiento de la movilidad y elasticidad de los tejidos del cuerpo, a nivel óseo, articular, muscular y tratamiento de la piel, así como los problemas de fatiga y dolor.

El objetivo fundamental es mejorar la calidad de vida del paciente oncológico y que su estado físico y emocional sea lo más cercano a antes de padecer la enfermedad.

¿Qué podemos hacer por ti?

La fisioterapia oncológica puede ayudar en las siguientes áreas:

  • Tratamiento pre y postquirúrgico de cualquier tipo de cáncer, preparando la zona a intervenir y consiguiendo periodos postoperatorios más cortos
  • Prevención y tratamiento de neuropatías (sensación de acorchamiento) en manos y pies
  • En el caso del tratamiento de las cicatrices, evitar las adherencias y recuperar la funcionalidad del tejido
  • Importante mejora del aspecto y reducción del tamaño de los linfedemas
  • Tratamiento de suelo pélvico, del dolor, sequedad vaginal, etc.
  • Tratamiento de las alteraciones cardiorrespiratorias
  • Reducción de la fatiga y del dolor crónico